LITERATURA GRECORROMANA

Publicado diciembre 1, 2011 por ajshnmcc

LITERATURA GRECORROMANA

 La literatura grecorromana se centra    principalmente en la historia de la   humanidad y de cómo cada uno de los representantes literarios tomaba diferentes aspectos de la sociedad para escribir sus prosas y poesías.

Período: Se dio entre el siglo III y V antes de Cristo

Características

  •   No se escribía ni en ingles ni en español
  •   Dieron respuestas a sus interrogantes  sobre la existencia humana y las leyes del devenir del mundo por medio de mitos.

Representantes

  • Esquilo: griego trágico autor de   estiada, trilogía    integrada por      Agamenón
  • Sófocles: griego dramaturgo autor de Antígona  y Edipo rey
  • Safo: poetista griega representante de la poesía mélica
                 obra destacada la Oda a  Afrodita
  • Herodoto: escribió los nueve libros de la historia
  • Homero: autor de las obras la Ilíada y la odisea.

 

 

CONTEXTO GRECORRROMANO

 Hechos históricos

 La civilización griega se extendió por la península balcánica, las costas de la península de anatolia, actual Turquía y las islas del mar egeo, la educación se convirtió en uno de los pilares del progreso de la antigua Grecia. La ciudad de Roma fue fundada en el 753 a. C. Más de 30 años antes de la era cristiana, el Imperio Romano es la organización administrativa más importante de la antigüedad y se fundamentaba en las ciudades – estado integrado en el Imperio, y estas que se iban integrando adquirían la ciudadanía romana, va a introducir en la historia el orden jurídico, que presupone los derechos del hombre y el poder limitado del Estado. Roma es además un estado militarista, que va a basar su riqueza en los bienes de los pueblos que conquista, además la población del imperio romano se dividía en hombres libres y esclavos. Los hombres libres eran ciudadanos y, a su vez se dividían en patricios, descendientes de los fundadores de roma, y plebeyos ciudadanos que vivían en roma después de su fundación

Hechos políticos

En Grecia muchos habitantes dedicaban el tiempo a pensar; reflexionaban en torno al origen y al constitución de las cosas, es la mejor manera de hacer política,  Roma aporto al mundo occidental el sistema político y administrativo

Hechos religiosos

 En Grecia la religión fue un rasgo importante, porque los dioses interactuaban con los seres humanos, y en ocasiones, configuraban su creación artística, literaria y social. Cada cuatro años se celebra en la cuidad de Olimpia, grandes competencias deportivas en honor de Zeus el dios supremo.

Algunos de los dioses griegos más importantes fueron: Poseidón, dios del mar; hades, dios del reino de los muertos; Afrodita; diosa de la belleza; Ares, dios de la guerra y Atenea, diosa de la sabiduría.  

 Hechos sociales

 En Grecia Había tres disciplinas en la formación de todo ciudadano: la gramática, la música y la gimnasia, Surgió la filosofía con Heráclito, Parménides, Sócrates, Platón y Aristóteles, se realizaban narraciones simbólicas  llamadas mitos.

En roma la Esta eficaz administración y su excelente red de comunicaciones facilitaban el contacto entre las más alejadas ciudades del imperio, aplica el saber clásico, ejecuta grandes obras y construcciones, pero no realizan ningún adelanto científico, filosófico ni literal, simplemente se dedican a aplicar la herencia de los griegos.

Hechos artísticos

En Grecia la literatura cumplió un papel preponderante de la cultura griega, sus textos son dignos de imitar en cada uno de los diversos géneros.

La poesía se cantaba a las cualidades atléticas que los nobles admiraban profundamente. En roma poseían un estilo arquitectónico admirable

Panorama literario Literatura hebrea: la biblia, las obras literarias cumplían una función básicamente religiosa

Literatura hindú: periodo védico y periodo sanscrito. Literatura china: la poesía y la prosa

 Géneros literarios de la época  

La poesía épica, poesía lirica, dramática

 

Aspectos relevantes en la vida de los escritores

 

REPRESENTANTES DE LA

LITERATURA GRECORROMANA

 

1.    Homero: Poeta griego, nacido en el siglo VIII a.C Admirado, imitado y citado por todos los poetas, filósofos y artistas griegos que le siguieron

Homero

 

1.1  Elementos que componen su creación literaria:

El papel central lo asume el héroe, los dioses como eje fundamental, tragedia y amor 

 

2.    Sófocles: Poeta trágico griego, En el 468 a.C. se dio a conocer como autor trágico al vencer a Esquilo en el concurso teatral que se celebraba anualmente en Atenas durante las fiestas dionisíacas. 

 

Sófocles

 

2.1  Elementos que componen su creación literaria:

Los elementos que componente su creación literaria son tragedia, abandono, destino, amor por la  familia.  

 

3.    Esquilo: trágico griego, vivió en un período de grandeza para Atenas, tras las victorias contra los persas en las batallas de Maratón y Salamina. De las noventa obras que escribió Esquilo, sólo se han conservado completas siete, entre ellas una trilogía

 

Esquilo

 

3.1  Elementos que componen su creación literaria:

Los elementos que componente su creación literaria son la sangre, la venganza, el juicio, la palabra 

 

4.    Herodoto Historiador griego, con motivo de la revuelta en la que murió Paniasis, Herodoto hubo de abandonar su patria y dirigirse a Samos, donde pudo tener un contacto más estrecho con el mundo cultural jonio.

 

 

4.1  Elementos que componen su creación literaria:

Los elementos que componente su creación literaria son etnografía o geografía, vivencias, sucesos de los hombres,  guerra entre bárbaros y griegos, guerras médicas, enfrentamientos entre Grecia y Persia

  

FRAGMENTO LITERATURA GRECORROMANA

Homero: La odisea (fragmento)

 

Habiendo pasado diez años desde la caída Troya, Odiseo todavía no pudo volver a su hogar en el reino de Ítaca en Grecia. Mientras tanto Penélope, su esposa, resistía a los pretendientes que la cortejaban e intentaban convencerla de que el héroe griego había muerto. Ayudada por Mentor, amigo fiel de Odiseo, Penélope crió al príncipe Telémaco, hijo de Ulises. Telémaco anhelaba desesperadamente expulsar a los pretendientes de su madre, pero no tenía la confianza ni la experiencia para luchar contra ellos. Uno de los pretendientes, Antínoo, planeaba asesinar al joven príncipe y así eliminar el único obstáculo en su plan de dominar el palacio. Lo que no sabían los pretendientes es que Odiseo aún estaba vivo en la isla Ogigia, de la bella ninfa Calipso, quien enamorada de él lo mantenía allí encarcelado. Ulises deseaba volver con su esposa e hijo pero no tenía forma de escapar. Mientras los dioses del Monte Olimpo debatían el destino de Odiseo, la diosa Atenea decidió ayudar a Telémaco. Disfrazada de un amigo del padre de Ulises, lleva al príncipe a Pilos y Esparta, donde los reyes Néstor y Melenao, compañeros de Odiseo durante la guerra, le informan que su padre sigue vivo y atrapado en la isla de Calipso. Telémaco planea volver a su casa en Ítaca, pero Antínoo y los otros pretendientes lo esperaban con una emboscada con la que planeaban matarlo al llegar al puerto.

Mientras tanto, para rescatar a Odiseo, el dios de los dioses Zeus decide enviar a Hermes, quien logra persuadir a la ninfa Calipso de que permita a su prisionero construir un barco y abandonar la isla de Ogigia. De esta forma Odiseo recupera su libertad. En su camino a Ítaca, Odiseo naufraga junto a la costa de Feacio y es rescatado por la joven Nausica, que se enamora de él y lo conduce al palacio de su padre, el rey Alcino. Durante la fiesta celebrada en su honor, Odiseo revela su verdadera identidad y cuenta a sus anfitriones las peripecias por las que tuvo que pasar durante la guerra de Troya y las desaventuras que le impidieron volver a Ítaca.

Odiseo relata cómo, luego de abandonar Troya, él y sus compañeros navegaron hacia la región de los cíclopes, donde fueron capturados por el cíclope Polifemo, hijo del dios Poseidón. Engañándole, Odiseo consiguió emborrachar al gigante, y una vez dormido, le clavó una estaca en el ojo y huyó con los suyos. A continuación visitaron al dios Eolo, quien les concedió un viento favorable para llegar a casa y les ofreció un odre lleno de vientos tormentosos. La tripulación, llevada por la curiosidad, abrió el odre y un terrible huracán los arrastró a las Eolias. Odiseo y los suyos desembarcaron entonces en el país de los lestrigones, una isla habitada por caníbales gigantes que devoraron a varios de ellos. Los sobrevivientes desembarcaron en la isla de Circe, una hechicera con poderes para transformar a las personas en animales. Odiseo se ganó su amistad y Circe le ofreció su hospitalidad durante un año. Antes de partir, el héroe griego siguió el consejo de la hechicera y consultó al vidente Tiresias la manera de encontrar una ruta segura hacia Ítaca. Para ello, bajó al mundo de los muertos donde se cruzó con muchas almas, entre ellas la de su madre, Anticlea, y las de sus amigos Agamenón y Aquiles, muertos en la guerra de Troya. Retomado el camino a casa, se encontraron con las sirenas. Odiseo consiguió que sus hombres resistieran a los cánticos seductores de estas criaturas siguiendo la recomendación de Circe de taparles los oídos con cera y atándose él mismo al mástil del barco de manera que pudiera oír su dulce voz sin peligro. Después de resistir el letal remolino de Caribdis en el mar y de escapar a Escila, un monstruo de seis cabezas sediento de sangre, llegaron a la isla donde Apolo cuidaba de su ganado. Hambrientos, los hombres ignoraron todo aviso y sacrificaron algunos animales, lo que provocó que Apolo enviara una tormenta de la que Odiseo fue el único sobreviviente.

Tras la tormenta, Odiseo fue arrastrado hasta la costa de Ogigia donde Calipso, la bella ninfa del mar, se enamoró de él y lo mantuvo prisionero durante ocho años, prometiéndole buena suerte e inmortalidad. Finalmente, Atenea intercedió ante los dioses y estos convencieron a la ninfa de que lo liberara.

Justo cuando comenzaba a ver el final de su viaje, Odiseo se topa con otra desgracia: el dios Poseidón, enfurecido por la humillación que le había infligido a su hijo Polifemo, envió una violenta tormenta que le hizo naufragar en la costa de Feacio. Y así es como termina la narración de Odiseo ante el rey Alcino quien, conmovido, le proporciona un barco para que pueda volver a Ítaca.

Siguiendo el consejo de Atenea, Odiseo desembarca en Ítaca disfrazado de mendigo. El pastor Eumaeus le informa de la arrogancia de los pretendientes de Penélope y de la fidelidad de ésta. Entonces Odiseo se reúne con su hijo Telémaco y le revela su identidad. Oculto por su disfraz, Odiseo llega al palacio donde nadie lo reconoce excepto su fiel perro Argos y su antigua sirvienta Euriclea. Penélope cuenta al mendigo el engaño con el que había conseguido evitar la elección de un nuevo esposo entre sus muchos pretendientes: les prometía elegirlo una vez que hubiese terminado de tejer la mortaja para su suegro Laertes pero deshacía cada noche el trabajo realizado el día anterior. El ardid le funcionó hasta que una criada la traicionó, y Penélope no tuvo más remedio que completar su trabajo. La vuelta de Odiseo se produce en el momento en que los pretendientes intentan forzarla a tomar una decisión.

Es entonces que Penélope tiene la ocurrencia de someter a sus pretendientes a una competición cuyo vencedor se convertirá en su esposo. Cada pretendiente debe lanzar una flecha con un arco mágico que sólo Odiseo sabe utilizar. Todos los participantes fracasan en el intento excepto Odiseo, todavía disfrazado de mendigo. Después de la victoria, Odiseo y Telémaco ejecutan a todos los pretendientes finalmente.

Odiseo revela su verdadera identidad a Penélope, quien lo recibe con lágrimas de alegría. La diosa Atenea retrasa el amanecer para prolongar su reunión. De esta forma Odiseo cuenta sus aventuras a su esposa mientras yacen en el lecho matrimonial. La diosa interviene por última vez a favor de Odiseo contra los parientes de los pretendientes que querían vengarse. La paz vuelve a establecerse en el reino.

 

Características generales del fragmento: Habla sobre el sentido del deber y del honor que siempre están presentes en el héroe y que los dioses participan del devenir humano y son descritos con características humanas.

Sentido histórico social que refleja el fragmento: en la antigüedad se tenía la creencia absoluta en los dioses y eran solo los héroes quienes podían contraer matrimonio con las damas. La lucha  de Odiseo por sobrevivir y regresar de nuevo al lado de su esposa.

Sentimientos que refleja el fragmento: el amor, la relación entre los hombres y los dioses que determinan el destino de los seres humanos.

Valoración general del fragmento Es una buena obra por que expresa el sentimiento del amor que se puede reflejar, y lo que se puede hacer por este, la  confianza absoluta en los dioses y las  luchas de los griegos y los troyanos.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: